UNIVERSIDAD TÉCNICA DE MACHALA UNIDAD ACADÉMICA DE CIENCIAS SOCIALES CARRERA DE PSICOLOGÍA CLÍNICA


Save this PDF as:
 WORD  PNG  TXT  JPG

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "UNIVERSIDAD TÉCNICA DE MACHALA UNIDAD ACADÉMICA DE CIENCIAS SOCIALES CARRERA DE PSICOLOGÍA CLÍNICA"

Transcripción

1 UNIVERSIDAD TÉCNICA DE MACHALA UNIDAD ACADÉMICA DE CIENCIAS SOCIALES CARRERA DE PSICOLOGÍA CLÍNICA TEMA: TRASTORNO AUTISTA: SU FUNDAMENTACIÓN TEÓRICA Y SU DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL CON LOS TRASTORNOS DEL DESARROLLO PSICOLÓGICO INFANTIL TRABAJO PRÁCTICO DEL EXAMEN COMPLEXIVO PREVIO A LA OBTENCIÓN DEL TÍTULO DE PSICÓLOGA CLÍNICA AUTORA: DELGADO MATAMOROS GISELLA FERNANDA MACHALA - EL ORO

2 ii

3 DEDICATORIA Quiero dedicar este trabajo a Dios, por ser nuestro creador, amparo y fortaleza, cuando más lo necesitamos. A las personas más importantes de mi vida, mis padres y hermana, por el apoyo que me han brindado, su cariño y su comprensión, pero sobre todo por haberme ayudado a formar lo poco que hoy soy. A mi novio por ser el mejor de mis amigos, gracias por apoyarme y darme aliento cuando más lo necesito. A todos mis profesores por sus conocimientos y por haber sembrado en mí la semilla de la investigación. Gisella Fernanda Delgado Matamoros iii

4 AGRADECIMIENTO De manera humilde y sincera debo agradecer a la Universidad Técnica de Machala, a la Facultad de Ciencias Sociales y sobre todo a los profesores que supieron compartir sus conocimientos y experiencias con la finalidad de formarme como una profesional en el campo de la Psicología Clínica. De forma especial agradezco a mis padres por todo el esfuerzo, dedicación y apoyo que supieron brindarme en esta etapa de mi formación profesional. Gisella Fernanda Delgado Matamoros iv

5 RESUMEN EJECUTIVO Trastorno autista: su fundamentación teórica y su diagnóstico diferencial con los trastornos del desarrollo psicológico infantil Gisella Fernanda Delgado Matamoros C.I. N En las hojas preliminares se encuentra desglosado un pequeño resumen en forma de introducción donde se da hincapié a conocer quiénes fueron los precursores del término autista, además de sus causas y efectos en el individuo y el propósito del trabajo de investigación. Por tanto, se desarrollan varias páginas en las cuales se describen gran parte del contenido a considerarse en el tema propuesto y su objetivo principal es fundamentar la diagnosis del trastorno autista y su diagnóstico diferencial con los trastornos del desarrollo psicológico infantil, entre los cuales se especifican los siguientes subtemas: una breve definición del trastorno autista, las manifestaciones clínicas referentes a tres aspectos principales que son: alteración de la interacción social, de la comunicación y patrones de comportamientos restrictivos repetitivos y estereotipados, criterios diagnósticos según el DSM V con sus niveles de gravedad y el CIE 10 y el diagnóstico diferencial con los trastornos del desarrollo psicológico infantil entre los cuales encontramos el trastorno de asperger, de rett, mutismo selectivo, trastorno obsesivo compulsivo y esquizofrenia infantil. En conclusión se exponen varias afirmaciones sobre información relevante al caso expuesto, por lo tanto como resultado encontramos que el trastorno autista afecta el desarrollo normal del sujeto exteriorizándose su sintomatología en los primeros periodos del desarrollo; es decir, antes de los 3 años de edad teniendo como consecuencias alteraciones en la interacción social, comunicación y actividades o comportamientos que se presentan de una manera repetitiva y estereotipada; además el diagnóstico de este trastorno se puede realizar a través de manuales diagnósticos internacionales, debemos tener en cuenta las diferencias que existen entre este trastorno y otros para realizar un buen diagnóstico. Como último punto se mencionan cada una de las fuentes necesarias para obtener información relevante para la resolución de este tema con su respectivo autor, titulo, editorial, entre otros. Palabras claves: Autismo, manifestaciones, alteraciones, diagnóstico, diferencias. v

6 ABSTRACT "Autistic Disorder: its theoretical foundation and its differential diagnosis with disorders of the child psychological development" Gisella Fernanda Delgado Matamoros C.I. N In the preliminary sheet is broken down a small summary in the form of an introduction where emphasis is given to know who were the precursors of the term autistic, in addition to its causes and its effects on the individual and the purpose of the research work. Therefore, develop several pages which describe much of the content to be considered in the proposed topic and its main objective is to base the diagnosis on the autism spectrum disorders and their differential diagnosis with disorders of the child psychological development, among which are specified the following subtopics: a brief definition of the autistic disorder, the clinical manifestations relating to three main aspects that are: alteration of the social interaction, communication and behavior patterns restrictive repetitive and stereotyped, diagnostic criteria according to the DSM V with its severity levels and the ICD 10 and the differential diagnosis with disorders of the child psychological development among which we can find the asperger disorder, Rett, mutism Selective, obsessive-compulsive disorder and schizophrenia child. In conclusion describes some assertions about information relevant to the case above, therefore as a result we find that the autistic disorder affecting the normal development of the subject he was named its symptoms in the early periods of development; that is to say, before the 3 years of age resulting alterations in social interaction, communication and activities or behaviors that are presented in a repetitive manner and stereotyped; in addition, the diagnosis of this disorder can be performed through manuals diagnostics international, we must take into account the differences between this disorder and others to make a proper diagnosis. As a last point mentions each of the sources necessary to obtain information relevant to the resolution of this issue with its respective author, title, publisher, among others. Keywords: Autism, demonstrations, alterations, fault finding, differences. vi

7 INTRODUCCIÓN Leo Kanner en 1943 fue quien introdujo el término autismo con la denominación de autismo infantil precoz, es él quien propone ciertos síntomas como son: aislamiento en cuanto al contacto con otras personas, un apego intenso con objetos; así también una alteración en la comunicación verbal. Aunque Kanner hacía referencia como característica principal de este trastorno un deseo persistente por preservar su identidad donde no se aceptaban las modificaciones. Diferentes investigaciones atribuyen como las causas o etiología del trastorno autista a una influencia biológica; es decir, que puede ser una razón genética o neurológica o producto del ambiente pero no hay que precipitarse a establecer que estas razones pueden ser la etiología de este trastorno ya que aún son desconocidas y no son muy claras. El efecto o las consecuencias que este trastorno produce en las personas que lo padecen son dificultades sociales, lo cual se manifiesta en problemas para compartir y dirigir la atención, para imitar y reconocer afecto; dificultades comunicativas y de imaginación presentándose mediante retardo o ausencia de habla, falta de respuesta a los demás, uso estereotipado y repetitivo del lenguaje, dificultades para referirse a ellos mismo utilizando el pronombre tu o él y para referirse a otros usa el pronombre yo (Giraldo, 2014). El propósito de este trabajo de investigación es el de fundamentar la teoría y diagnosis del trastorno autista y su diagnóstico diferencial con los trastornos del desarrollo psicológico infantil mediante la revisión de artículos científicos con la finalidad de poder esclarecer las dudas concernientes a este tema. Por otro lado, la ventaja competitiva que tiene este trabajo de investigación es de gran importancia ya que pretende indagar la fundamentación teórica del trastorno autista, sus manifestaciones y criterios diagnosticados descritos en los manuales estudiados; además, analizar con que trastornos se puede confundir el diagnóstico del trastorno autista por lo tanto el presente trabajo se realizará mediante la búsqueda de información científica, otorgando un beneficio a la universidad y al investigador mismo y de esta manera engrandecer nuestro conocimiento y experiencia como futuro profesional.

8 DESARROLLO El autismo es un término que fue descrito por primera vez por el psiquiatra Eugene Bleuler, pero luego Leo Kanner en 1943 es quien describe las características de este trastorno. El autismo se define como un trastorno del desarrollo que afecta el progreso normal de un niño, se caracteriza por déficit en la interacción social, la comunicación, el comportamiento, los mismos que se manifiestan mediante patrones repetitivos y estereotipados. Las personas afectadas con este trastorno tienen dificultades para establecer relaciones interpersonales, compartir intereses con otros, no tienen un contacto visual con otros, además no aceptan los cambios dentro de su entorno, realizan actividades rutinarias y tienen un apego a ciertos objetos (Cala, Licourt, & Cabrera, 2015). MANIFESTACIONES CLÍNICAS DEL AUTISMO Estas manifestaciones clínicas se refieren a tres aspectos principales que son: Alteraciones en las relaciones sociales Las personas con este trastorno tienen una escasa motivación por interactuar o compartir disfrutes con sus semejantes y además tienen dificultad para comprender las normas, reglas y principios que rigen dentro de las interacciones sociales. Frecuentemente se evidencia una falta de preocupación o desinterés de lo que está a su alrededor, actuando como que si los demás no existieran ya que estas personas se concentran en su mundo. Alteraciones en la comunicación Se manifiestan dificultades afectando tanto la comunicación verbal como no verbal del individuo. El desarrollo de su lenguaje es atrasado, es decir, que no progresa como los niños de su misma edad o en algunos casos se puede dar una ausencia total del mismo. Es común observar una seria alteración para iniciar o sostener una conversación con otros, utilizando el lenguaje de una manera estereotipada y repetitiva. Asimismo, la comprensión del lenguaje en muchas ocasiones, está retrasada y el sujeto puede ser incapaz de comprender preguntas u órdenes sencillas. (López, Rivas, & Taboada, 2010, pág. 147) Patrones de comportamiento restrictivos, repetitivos y esterotipados Estos patrones de comportamiento nos indican que: Se refiere a la preferencia por acciones que se repiten con cierto patrón, ya sea con su cuerpo o con objetos y la fascinación por determinados elementos, temas o actividades, que resultan poco funcionales e interferentes con otras actividades cotidianas, con el aprendizaje y con su participación en el entorno social. (Sampedro, González, Vélez, & Lemos, 2013, pág. 457) 8

9 Se suele presentar aleteo de sus manos, movimiento de su cuerpo de un lado a otro, alinean objetos de forma repetitiva o los cambia de un lugar a otro. Estas actividades repetitivas sirven como un sustitutivo de recreación en el niño ya que carecen de la capacidad para desarrollar formas de juegos creativos. Las manifestaciones de este trastorno se presentan antes de los 3 años de edad, afectando con mayor frecuencia a los niños que a las niñas, entre el primer y segundo año de vida del individuo ya se observa cierta sintomatología del trastorno. Su lenguaje no avanza como se espera, generalmente no responde cuando lo llaman, mira poco a las personas, puede irritarse exageradamente ante situaciones que no siempre resultan claras para los padres, se entretiene solo y puede pasar mucho tiempo en algunas actividades en las que se ve absorto, mientras ignora juguetes típicos de su edad. (Sampedro, 2012, pág. 114) CRITERIOS DIAGNÓSTICOS La diagnosis del trastorno autista no se lo realiza apresuradamente si no tomando como referencia los criterios descritos en manuales diagnósticos, por lo cual se considera el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM V) y el CIE 10 para esclarecer las características diagnosticas de este trastorno. Tomando como referencia el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM V) se puede llegar al diagnóstico de un trastorno autista basándose en los criterios diagnósticos, los cuales se detallan a continuación: Características diagnósticas del trastorno del espectro autista (F84.0) según el DSM V A. Deficiencias persistentes en la comunicación social y en la interacción social en diversos contextos, manifestado por lo siguiente, actualmente o por los antecedentes (los ejemplos son ilustrativos pero no exhaustivos): 1. Las deficiencias en la reciprocidad socioemocional, varían, por ejemplo, desde un acercamiento social anormal y fracaso de la conversación normal en ambos sentidos pasando por la disminución en intereses, emociones o afectos compartidos hasta el fracaso en iniciar o responder a interacciones sociales. 2. Las deficiencias en las conductas comunicativas no verbales utilizadas en la interacción social, varían, por ejemplo, desde una comunicación verbal y no verbal poco integrada pasando por anomalías del contacto visual y del lenguaje corporal o deficiencias de la comprensión y el uso de gestos, hasta una falta total de expresión facial y de comunicación no verbal. 3. Las deficiencias en el desarrollo, mantenimiento y comprensión de las relaciones, varían, por ejemplo, desde dificultades para ajustar el comportamiento en diversos contextos sociales pasando por dificultades para compartir juegos imaginativos o para hacer amigos, hasta la ausencia de interés por otras personas. Especificar la gravedad actual: 9

10 La gravedad se basa en deterioros de la comunicación social y en patrones de comportamiento restringidos y repetitivos (véase la Tabla). B. Patrones restrictivos y repetitivos de comportamiento, intereses o actividades, que se manifiestan en dos o más de los siguientes puntos, actualmente o por los antecedentes (los ejemplos son ilustrativos pero no exhaustivos): 1. Movimientos, utilización de objetos o habla estereotipados o repetitivos (p. ej., estereotipias motoras simples, alineación de los juguetes o cambio de lugar de los objetos, ecolalia, frases idiosincrásicas). 2. Insistencia en la monotonía, excesiva inflexibilidad de rutinas o patrones ritualizados de comportamiento verbal o no verbal (p. ej., gran angustia frente a cambios pequeños, dificultades con las transiciones, patrones de pensamiento rígidos, rituales de saludo, necesidad de tomar el mismo camino o de comer los mismos alimentos cada día). 3. Intereses muy restringidos y fijos que son anormales en cuanto a su intensidad o foco de interés (p. ej., fuerte apego o preocupación por objetos inusuales, intereses excesivamente circunscritos o perseverantes). 4. Hiper- o hiporeactividad a los estímulos sensoriales o interés inhabitual por aspectos sensoriales del entorno (p. ej., indiferencia aparente al dolor/temperatura, respuesta adversa a sonidos o texturas específicos, olfateo o palpación excesiva de objetos, fascinación visual por las luces o el movimiento). Especificar la gravedad actual: La gravedad se basa en deterioros de la comunicación social y en patrones de comportamiento restringidos y repetitivos (véase la Tabla). C. Los síntomas han de estar presentes en las primeras fases del período de desarrollo (pero pueden no manifestarse totalmente hasta que la demanda social supera las capacidades limitadas, o pueden estar enmascarados por estrategias aprendidas en fases posteriores de la vida). D. Los síntomas causan un deterioro clínicamente significativo en lo social, laboral u otras áreas importantes del funcionamiento habitual. E. Estas alteraciones no se explican mejor por la discapacidad intelectual (trastorno del desarrollo intelectual) o por el retraso global del desarrollo. La discapacidad intelectual y el trastorno del espectro del autismo con frecuencia coinciden; para hacer diagnósticos de comorbilidades de un trastorno del espectro del autismo y discapacidad intelectual, la comunicación social ha de estar por debajo de lo previsto para el nivel general de desarrollo. Nota: A los pacientes con un diagnóstico bien establecido según el DSM-IV de trastorno autista, enfermedad de Asperger o trastorno generalizado del desarrollo no especificado de otro modo, se les aplicará el diagnóstico de trastorno del espectro del autismo. Los pacientes con deficiencias notables de la comunicación social, pero cuyos síntomas no cumplen los criterios de trastorno del espectro del 10

11 autismo, deben ser evaluados para diagnosticar el trastorno de la comunicación social (pragmática). Especificar si: Con o sin déficit intelectual acompañante Con o sin deterioro del lenguaje acompañante Asociado a una afección médica o genética, o a un factor ambiental conocidos (Nota de codificación: Utilizar un código adicional para identificar la afección médica o genética asociada.) Asociado a otro trastorno del desarrollo neurológico, mental o del comportamiento (Nota de codificación: Utilizar un código(s) adicional(es) para identificar el trastorno(s) del desarrollo neurológico, mental o del comportamiento asociado.) Con catatonía (véanse los criterios de catatonía asociados a otro trastorno mental; para la definición). (Nota de codificación: Utilizar el código adicional [F06.1] catatonía asociada a trastorno del espectro del autismo para indicar la presencia de la catatonía concurrente). Niveles de gravedad del trastorno del espectro del autismo Nivel de gravedad Comunicación social Comportamientos restringidos y repetitivos Grado 3: necesita ayuda Las deficiencias graves de La inflexibilidad de muy notable las aptitudes de comportamiento, la comunicación social verbal extrema dificultad de hacer y no verbal causan frente a los cambios u otros alteraciones graves del comportamientos funcionamiento, inicio muy restringidos/ repetitivos limitado de las interfieren notablemente interacciones sociales y con el funcionamiento en respuesta mínima a la todos los ámbitos. apertura social de otras personas. Por ejemplo, una Ansiedad intensa/dificultad para cambiar el foco de persona con pocas acción. palabras inteligibles que raramente inicia interacción y que, cuando lo hace, realiza estrategias inhabituales sólo para cumplir con las necesidades y únicamente responde a aproximaciones sociales muy directas. Grado 2: necesita ayuda notable Deficiencias notables de las aptitudes de 11 La inflexibilidad de comportamiento, la

12 comunicación social verbal dificultad de hacer frente a y no verbal; problemas los cambios u otros sociales aparentes incluso con ayuda in situ; inicio limitado de interacciones sociales; y reducción de respuesta o respuestas no comportamientos restringidos/repetitivos aparecen con frecuencia claramente al observador casual e interfieren con el normales a la apertura funcionamiento en diversos social de otras personas. contextos. Ansiedad y/o Por ejemplo, una persona que emite frases sencillas, dificultad para cambiar el foco de acción. cuya interacción se limita a intereses especiales muy concretos y que tiene una comunicación no verbal muy excéntrica. Grado 1: necesita ayuda Sin ayuda in situ, las La inflexibilidad de deficiencias en la comportamiento causa una comunicación social interferencia significativa causan problemas con el funcionamiento en importantes. Dificultad para uno o más contextos. iniciar interacciones Dificultad para alternar sociales y ejemplos claros actividades. Los problemas de respuestas atípicas o de organización y de insatisfactorias a la planificación dificultan la apertura social de otras autonomía. personas. Puede parecer que tiene poco interés en las interacciones sociales. Por ejemplo, una persona que es capaz de hablar con frases completas y que establece comunicación pero cuya conversación amplia con otras personas falla y cuyos intentos de hacer amigos son excéntricos y habitualmente sin éxito.. (Asociación Americana de Psiquiatría, 2014, págs ) Para tener una mayor referencia también se describirán los criterios diagnósticos del CIE 10. Características diagnosticas del autismo infantil según el CIE 10 A. Presencia de un desarrollo anormal o alterado desde antes de los tres años de edad. Deben estar presentes en al menos una de las siguientes áreas: 12

13 1) Lenguaje receptivo o expresivo utilizado para la comunicación social. 2) Desarrollo de lazos sociales selectivos o interacción social recíproca. 3) Juego y manejo de símbolos en el mismo. B. Deben estar presentes al menos seis síntomas de (1), (2) y (3), incluyendo al menos dos de (1) y al menos uno de (2) y otro de (3): 1) Alteración cualitativa de la interacción social recíproca. El diagnóstico requiere la presencia de anomalías demostrables en por lo menos tres de las siguientes áreas: a) Fracaso en la utilización adecuada del contacto visual, de la expresión facial, de la postura corporal y de los gestos para la interacción social. b) Fracaso del desarrollo (adecuado a la edad mental y a pesar de las ocasiones para ello) de relaciones con otros niños que impliquen compartir intereses, actividades y emociones. c) Ausencia de reciprocidad socio-emocional, puesta de manifiesto por una respuesta alterada o anormal hacia las emociones de las otras personas, o falta de modulación del comportamiento en respuesta al contexto social o débil integración de los comportamientos social, emocional y comunicativo. d) Ausencia de interés en compartir las alegrías, los intereses o los logros con otros individuos (por ejemplo, la falta de interés en señalar, mostrar u ofrecer a otras personas objetos que despierten el interés del niño). 2) Alteración cualitativa en la comunicación. El diagnóstico requiere la presencia de anomalías demostrables en, por lo menos, una de las siguientes cinco áreas: a) Retraso o ausencia total de desarrollo del lenguaje hablado que no se acompaña de intentos de compensación mediante el recurso a gestos alternativos para comunicarse (a menudo precedido por la falta de balbuceo comunicativo). b) Fracaso relativo para iniciar o mantener la conversación, proceso que implica el intercambio recíproco de respuestas con el interlocutor (cualquiera que sea el nivel de competencia en la utilización del lenguaje alcanzado), c) Uso estereotipado y repetitivo del lenguaje o uso idiosincrásico de palabras o frases. d) Ausencia de juegos de simulación espontáneos o ausencia de juego social imitativo en edades más tempranas. 3) Presencia de formas restrictivas, repetitivas y estereotipadas del comportamiento, los intereses y la actividad en general. Para el diagnóstico se requiere la presencia de anormalidades demostrables en, al menos, una de las siguientes seis áreas: 13

14 a) Dedicación apasionada a uno o más comportamientos estereotipados que son anormales en su contenido. En ocasiones, el comportamiento no es anormal en sí, pero sí lo es la intensidad y el carácter restrictivo con que se produce. b) Adherencia de apariencia compulsiva a rutinas o rituales específicos carentes de propósito aparente. c) Manierismos motores estereotipados y repetitivos con palmadas o retorcimientos de las manos o dedos, o movimientos completos de todo el cuerpo. d) Preocupación por partes aisladas de los objetos o por los elementos ajenos a las funciones propias de los objetos (tales como su olor, el tacto de su superficie o el ruido o la vibración que producen). C. El cuadro clínico no puede atribuirse a las otras variedades de trastorno generalizado del desarrollo, a trastorno específico del desarrollo de la comprensión del lenguaje (F80.2) con problemas socioemocionales secundarios, a trastorno reactivo de la vinculación en la infancia (F94.1) tipo desinhibido (F94.2), a retraso mental (F70-72) acompañados de trastornos de las emociones y del comportamiento, a esquizofrenia (F20) de comienzo excepcionalmente precoz ni a síndrome de Rett (F84.2) (Organización Mundial de la Salud, 2000, págs ) Como podemos observar tanto en el DSM V como en el CIE 10 hacen referencia a dificultades en cuanto a la interacción social, la comunicación que puede ser verbal como no verbal, también se manifiesta la repetición de palabras es decir ecolalia y utilización de un lenguaje idiosincrásico, una alteración en el comportamiento que es restrictivo repetitivo y estereotipado esta sintomatología se manifiesta en las primeras etapas del desarrollo del individuo para realizar el diagnostico de este trastorno se puede usar cualquier manual diagnóstico.. DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL CON LOS TRASTORNOS DEL DESARROLLO PSICOLÓGICO INFANTIL El autismo suele confundirse con otros trastornos que se presentan en el desarrollo infantil por tanto se realizara una descripción de como diferenciar este trastorno con otros ya que poseen ciertas características similares que nos podrían confundir al momento de realizar nuestro diagnóstico. Trastorno de asperger Comúnmente este trastorno se confunde con el autismo ya que tienen manifestaciones similares pero la diferencia es que en este trastorno no se presenta un retraso en el desarrollo cognitivo ni del lenguaje al contrario del caso del autismo que antes de los 3 años de edad hay una escasa o nula adquisición verbal. Trastorno de Rett Se diferencia del autismo en su prevalencia afectando más a mujeres mientras que el autismo como ya se mencionó anteriormente tiene mayor prevalencia en hombres, además en este trastorno se da un desarrollo normal hasta los 6 o 18 meses de vida luego se manifiesta un retroceso en su desarrollo disipándose todas las capacidades adquiridas. 14

15 Sin embargo existen unas diferencias importantes entre SR y Autismo: a) las niñas con SR casi siempre prefieren a las personas frente a los objetos, al contrario que en el autismo; b) las niñas con SR a menudo disfrutan con el afecto, a diferencia de los autistas. (Fernández, Puente, Barahona, & Palafox, 2010, pág. 40) Mutismo selectivo Es cuando el niño adopta la posición de no querer expresarse en determinadas situaciones pero si logra comunicarse en contextos familiares, se diferencia en el inicio de la sintomatología que se manifiesta aproximadamente entre los 3 y 7 años y estas alteraciones están presentes como mínimo un mes en cambio del trastorno autista que su inicio como ya se mencionó anteriormente es antes de los 3 años de edad y su pronóstico es incierto además en este trastorno no se exhibe una alteración en la interacción con otros ni patrones de actividades restringidos y estereotipados como en el autismo. Trastorno obsesivo compulsivo Este trastorno se diferencia claramente del trastorno autista por que los comportamientos repetitivos como es observar un determinado objeto por un tiempo prolongado, ubicar objetos en un mismo orden, poner en marcha actividades de forma rutinaria le resultan agradables al sujeto En las personas con autismo esos patrones de comportamiento son egosintónicos ; es decir, que la persona se siente bien consigo misma mientras los realiza, sin que ello le genere conflicto o juicio negativo hacia sí mismo llegando a ser, incluso, fuente de placer y agrado, intrínsecamente motivante, y reforzantes. En el TOC las obsesiones y compulsiones suelen ser, por lo general, egodistónicas ; es decir, percibidas como intrusivas y no queridas por la persona que las padece, no placenteras y con un objetivo muy claro de reducir o eliminar el pensamiento obsesivo amenazante. (Pérez I., 2012, pág. 181) Podemos notar claramente que en el trastorno obsesivo estos comportamientos repetitivos, como por ejemplo: lavarse reiteradamente las manos le suponen un malestar al individuo, mientras que en el autismo no. Esquizofrenia infantil En la esquizofrenia se presenta frecuentemente una sintomatología característica que es alucinaciones y delirios comúnmente no observado en el autismo. Los síntomas clave para el diagnóstico diferencial del espectro autista, y que en raras ocasiones se manifiestan en el espectro esquizofrénico, son los patrones repetitivos y estereotipados de comportamiento, las resistencias al cambio, los problemas de integración sensorial y las alteraciones de la comunicación no verbal. (Pérez P., 2012, pág. 60) 15

16 CONCLUSIONES El trastorno autista afecta la evolución normal del sujeto comúnmente exteriorizándose en los primeros periodos del desarrollo; es decir; sus manifestaciones clínicas se observan antes de los 3 años de edad siendo aún sus causas no establecidas pero si las alteraciones que tiene sobre el individuo. Desde periodos tempranos las personas con este trastorno manifiestan problemas o dificultades en la interacción social, como es ausencia de intercambio socioemocional, no comparten disfrutes con otros, no entienden las bromas ni los chistes; también se exterioriza alteraciones en la comunicación verbal como no verbal donde no logran mantener con éxito una conversación, hay ausencia de un contacto visual, no responde cuando se los llama, los comportamientos se realizan de una forma estereotipada y rutinaria. El diagnóstico o la interpretación de este trastorno se lo puede realizar a través de cualquier manual diagnóstico internacional como el DSM V y el CIE 10 donde se describen características similares como es la triada de síntomas observables en la interacción y comunicación social y actividades repetitivas y estereotipadas, las cuales se encuentran alteradas, lo único en que se diferencia se debe a como lo denominan en el DSM V se encuentra determinado de la siguiente manera: trastornos del espectro autista y en el CIE 10 autismo infantil. Es de gran importancia tener noción de las diferencias que existen entre el trastorno autista y otros trastornos ya que en muchas ocasiones presentan características similares que nos podrían confundir al momento de realizar un diagnóstico. 16

17 BIBLIOGRAFÍA Asociación Americana de Psiquiatría. (2014). Guía de consulta de los criterios diagnósticos del DSM V. Washintong, DC: American Psiquiatric Publishing. Cala, O., Licourt, D., & Cabrera, N. (2015). Autismo: un acercamiento hacia el diagnóstico y la genética. Revista de Ciencias Médicas, 2-4. Fernández, M., Puente, A., Barahona, M., & Palafox, A. (2010). Rasgos conductuales y cognitivos de los síndromes rett, cri-du-chat, X-frágil y williams. Liberabit, 40. Giraldo, A. (2014). La psicopatología del trastorno del espectro autista en perspectiva de segunda persona. Pensamiento Psicológico, López, S., Rivas, R., & Taboada, E. (2010). El papel de la intervención psicoeducativa en la sintomatología del trastorno autista. Apuntes de psicología, 28(3), 147. Organización Mundial de la Salud. (2000). Guía de bolsillo de la clasificación CIE 10: Clasificación de los trastornos mentales y del comportamiento. Madrid: Médica Panamericana. Pérez, I. (2012). Diagnóstico diferencial entre el trastorno obsesivo compulsivo y los patrones de comportamiento, actividades e intereses restringidos y repetitivos en los trastornos del espectro autista. Revista de Psiquiatría y Salud Mental, 181. Pérez, P. (2012). Diagnóstico diferencial entre el espectro autista y el espectro esquizofrénico. Revista de Neurología, 60. Sampedro, M. (2012). Detección temprana de autismo es posible y necesaria? Revista CES Psicología, 114. Sampedro, M., González, M., Vélez, S., & Lemos, M. (2013). Detección temprana en trastornos del espectro autista: una decisión responsable para un mejor pronóstico. Boletín médico hospital infantil de México,